A mi niña de los ojos verdes


Hoy no puedo evitar está gran tristeza, tantos años queriendo saber de ti, y ahora que te tuve cerca, huyes de mi, creyendo que no es a ti a quien describo, a quien amo y el porque mi larga espera.
Sabes ¿la esperanza es lo último que se pierde? En nuestro caso, que puedo decir, mi esperanza fue encontrarte, lo hice, y te has ido, sé que tenemos más que química, no te vayas sin escuchar lo que tengo que decir y pensando que es otra persona a la que he aguardado todos estos año. sin ti, vuelven mis noches de tristeza, me gusto el verte, aunque solo fuera en una fotografía, pero aún así, comencé a soñar, como en una película dramática, veinticinco años esperándote, veinticinco años pensando en ti, ¿no crees que se puede esperar? Yo si creo, te he amado en silencio, nuevamente pierdo tu rastro, no sabes con que dolor escribo está carta, siento un nudo en la garganta, la impotencia de no poder decirte que eres tu, esa personita. Escribo con desesperación, esperando localizarte, me siento tan mal, que hoy si, mi mundo desaparece. Sin ti todo cambia, todo deja de ser, todo se acaba. No pensé que  me faltaba seguir recorriendo sendas oscuras, llenas de dolor y cargadas de tristeza, fui un tonto al soñar que todo sería diferente. Por favor señor, intercede por mi, en tus manos pongo mi vida.

2 pensamientos en “A mi niña de los ojos verdes”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s