Cambio Climático Global


Actualmente, existe un fuerte consenso científico que el clima global se verá alterado significativamente, en el siglo XXI, como resultado del aumento de concentraciones de gases invernadero tales como el dióxido de carbono, metano, óxidos nitrosos y clorofluorocarbonos (Houghton et al., 1990, 1992). Estos gases están atrapando una

Iceberg
Iceberg

porción creciente de radiación infrarroja terrestre y se espera que harán aumentar la temperatura planetaria entre 1,5 y 4,5 °C . Como respuesta a esto, se estima que los patrones de precipitación global, también se alteren. Aunque existe un acuerdo general sobre estas conclusiones, hay una gran incertidumbre con respecto a las magnitudes y las tasas de estos cambios a escalas regionales (EEI, 1997).

Asociados a estos potenciales cambios, habrán grandes alteraciones en los ecosistemas globales. Trabajos científicos sugieren que los rangos de especies arbóreas, podrán variar significativamente como resultado del cambio climático global. Por ejemplo, estudios realizados en Canadá proyectan pérdidas de aproximadamente 170 millones de hectáreas de bosques en el sur Canadiense y ganancias de 70 millones de hectáreas en el norte de Canadá, por ello un cambio climático global como el que se sugiere, implicaría una pérdida neta de 100 millones de hectáreas de bosques (Sargent, 1988).
Para poder comprender el cambio global climático y el aumento de la temperatura global se debe primero comprender el clima global y cómo opera. El clima es consecuencia del vínculo que existe entre la atmósfera, los océanos, las capas de hielos (criosfera), los organismos vivientes (biosfera) y los suelos, sedimentos y rocas (geosfera). Sólo si se considera al sistema climático bajo esta visión holística, es posible entender los flujos de materia y energía en la atmósfera y finalmente comprender las causas del cambio global (GCCIP, 1997). Para ello es necesario analizar cada uno de los compartimentos interrelacionados, se comenzará con el más importante, la atmósfera
LA ATMOSFERA
COMPOSICION ATMOSFERICA

o Dióxido de Carbono
o Metano
o Oxido Nitroso
o Ozono
o Halocarbonos
o Agua
o Aerosoles

El Cambio Climático Global, una modificación que le es atribuido directa o indirectamente a las actividades humanas que alteran la composición global atmosférica, agregada a la variabilidad climática natural observada en periodos comparables de tiempo (EEI, 1997).

La IPCC (Panel Internacional sobre Cambio Climático), un panel de 2500 científicos de primera línea, acordaron que “un cambio discernible de influencia humana sobre el clima global ya se puede detectar entre las muchas variables naturales del clima”. Según el panel, la temperatura de la superficie terrestre ha aumentado aproximadamente 0.6°C en el último siglo. Las emisiones de dióxido de carbono por quema de combustibles, han aumentado a 6.25 mil millones de toneladas en 1996, un nuevo récord. Por otro lado, 1996 fue uno de los cinco años más calurosos que existe en los registros (desde 1866). Por otro lado se estima que los daños relacionados con desastres climáticos llegaron a 60 mil millones de US$ en 1996, otro nuevo récord (GCCIP).

Aumento de la temperatura global (Miller, 1991)

De acuerdo a la Panel Internacional Sobre Cambio Climático, una duplicación de los gases de invernadero incrementarían la temperatura terrestre entre 1 y 3.5°C . Aunque no parezca mucho, es equivalente a volver a la última glaciación, pero en la dirección inversa. Por otro lado, el aumento de temperatura sería el más rápido en los últimos 100.000 años, haciendo muy difícil que los ecosistemas del mundo se adapten.

El principal cambio climático a la fecha ha sido en la atmósfera, Hemos cambiado y continuamos cambiando, el balance de gases que forman la atmósfera. Esto es especialmente notorio en gases invernadero claves como el CO2, Metano (CH4) y óxido nitroso (N2O). Estos gases naturales son menos de una décima de un 1% del total de gases de la atmósfera, pero son vitales pues actúan como una “frazada” alrededor de la Tierra. Sin esta capa la temperatura mundial sería 30°C más baja.

Fueron avistados a unos 200 kilómetros de las costas de la Isla del Sur de ese archipiélago oceánico. Algunos miden hasta 150 metros de altura. Es la primera vez en más de 70 años que se observa semejante fenómeno tan cerca de Nueva Zelanda.
Los medios locales informaron que los bloques de hielo fueron observados por la Fuerza Aérea Orion, que patrullaba en aguas de la isla Stewart, frente a la ciudad de Invercargill, en labores contra la pesca ilegal.

El portavoz de la Fuerza, Glenn Davis, dijo al rotativo “The Dominion Post” que los icebergs marchaban repartidos en dos grupos y que el mayor de ellos medía 1,8 kilómetros de largo y 1,3 kilómetros de ancho. Dado que el 90 por ciento de un iceberg se encuentra bajo las aguas, eso significa que tiene 1,2 kilómetros de altura, según la fuente.

Los científicos locales han mostrado su extrañeza por la presencia de los iceberg tan al norte de la Antártida, aunque hasta ahora ninguno de ellos lo ha atribuido a las consecuencias del cambio climático. “No quisiera especular sobre ello. Puede estar relacionado con varios factores tales como el colapso de un iceberg más grande”, dijo al diario “The New Zealand Herald” el investigador Paul Augustinus, de la Universidad de Auckland.

Las costas de Nueva Zelanda no recogían un fenómeno de estas características desde 1931, cuando un “ejército de icebergs” se paseó por una playa cerca de Dunedin, unos 250 kilómetros al noreste de Invercargill.

Mientras tanto, las autoridades de Nueva Zelanda publicaron un aviso de navegación a los barcos en las aguas meridionales de Nueva Zelanda como informó Xinhua.
Fragmento de la Antártica de 140 km2 a la deriva desde hace 10 años se fragmenta en mar australiano.

Un gigantesco iceberg, localizado frente a las costas de Australia y que generó una alerta a la navegación, se fragmentó en centenares de pedazos a medida que deriva hacia el norte, indicó este lunes un científico australiano.

Bautizado B17B, con una superficie inicial de 140 kilómetros cuadrados, fue localizado el 9 de diciembre derivando a mil 700 kilómetros al suroeste de Australia.

Desde esa fecha ha reducido su tamaño, aunque aún mide 115 kilómetros cuadrados, es decir, el doble de la superficie del barrio de Manhattan, en Nueva York.

“Numerosos pedazos pequeños de hielo se separan de B17B (…) repartidos en más de un millar de kilómetros”, afirmó el científico australiano Neal Young.

Según el especialista, el iceberg debería disolverse, pero aún es prematuro indicar cuándo ocurrirá.

El gigante de hielo, que se despegó de la Antártida hace unos 10 años y derivó hacia el noreste, es vigilado por satélite.

“Lo esencial por el momento es que el tamaño disminuye, pero eso puede durar varias semanas aún”, indicó el experto australiano.

“Su base está en agua relativamente caliente, entre seis y ocho grados Celsius. Para nosotros es muy frío; sin embargo, para un iceberg esa temperatura es más bien caliente”, añadió.

“El iceberg se reduce así desde su base sumergida, y es por eso que acabará por disolverse”, precisó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s